Césped o pradera

Si el mantenimiento del jardín te significa mucho trabajo y dinero. 

Te presento una alternativa interesante.
Verde, homogéneo y suave podrían ser algunos de los adjetivos empleados para describir un césped perfecto. 
En muchas ocasiones cuando salimos a caminar o de paseo vamos mirando los jardines de nuestros vecinos y detenemos nuestra mirada en aquellos que tienen una “carpeta verde” perfecta. Y soñamos con una igual en nuestra casa. 

Resulta ser que tener una “belleza” así consume muchos recursos que no siempre estamos dispuestos a invertir, o que deberíamos analizar aunque sea un poco antes de implantarla. 

Pero antes de avanzar, te cuento que se llama “césped” cuando empleamos en la composición sólo especies de gramíneas, de 1 a 5 en muchos casos (bermuda, festucas, poas, kikuyo, etcétera).
¿Qué implica un césped? 

Al constituirse de forma artificial (no encontraremos en nuestra zona naturalmente algo igual), debemos realizar prácticas especiales. 

Esto no sólo demanda tiempo sino recursos: 
  • Corte periódico con una frecuencia semanal (en algunos casos más).
  • Fertilizaciones (al menos 3 al año)
  • Control de plagas y enfermedades
  • Riego: la cantidad de agua a entregar por metro cuadrado y semana puede alcanzar los 9 litros (dependiendo de muchos factores como el suelo, clima, gramíneas empleadas y más) 

¿Qué debo hacer si deseo tener verde pero a un menor costo? 

Acá entra una serie de opciones, desde el uso de plantas conocidas como “cubresuelos” en donde podemos elegir plantas crasas u otras como la hiedra. Pero la opción que deseo presentarte en esta ocasión es la “pradera”. 
¿Qué es y qué beneficios tiene una pradera? 

Una “pradera” es una mezcla de plantas con una fuerte presencia de especies de hoja ancha que tienen flores (dicotiledóneas) y una o dos gramíneas. Tal como ocurre naturalmente. 

Quiero que sepas que el aspecto “cuidado y prolijo” del césped no es uno de los atributos de una pradera, pero sí lo son otros como un consumo bajo de agua (entre un 10% y un 20% en comparación) y un muy reducido mantenimiento (2 o más cortes anuales dependiendo de lo que se espera). 

Visualmente se presenta como “silvestre” con flores multicolores. La visita de insectos como las mariposas y abejas, al igual que algunas aves es moneda corriente.
¿Cómo obtener una pradera? 

Es muy simple, sólo debemos incorporar semillas de plantas nativas o que ya se han adaptado a nuestra geografía como el diente de león, achicoria, rúcula, llantén y más.
Espero haber llamado tu atención con esta nota, en mi caso estoy recorvintiendo mi jardín para ahorrar agua potable en el riego.
Creado pensando en vos.
Tel: (+54) 261-6650566
Copyright ©2018 Claudio Doratto®, All Rights Reserved.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo