RECURSOS PARA EMPRENDEDORES

¿Querés crear la empresa de tus sueños de la forma correcta ?

¿O preferís ser el cortador de pasto que terminará siendo reemplazado por un robot?

Si tu meta es convertirte
en el jardinero que todos quieren tener.
TE INVITO A CONTINUAR LEYENDO

Comenzamos...

Imagínate trabajando
 y dime con cuál de las siguientes oraciones te identificas:

"Me encantan las plantas y trabajar con ellas".
"No tenía otra cosa que hacer y no encontraba trabajo".
"He leído todo lo que he encontrado sobre las plantas y me encanta estar en el jardín todo el día".

Estoy de acuerdo con vos de que la primera y la tercera se parecen, pero es sólo eso. 
La primera oración declara el gusto por trabajar, mientras que la última solo le alcanza con contemplar.

Muchas personas se dedican a esta hermosa actividad, en contacto con la naturaleza. 
Como sabes, algunos llegan a ella por necesidad, por no encontrar un trabajo que les permita emplear sus habilidades; 
y otros, lo hacemos porque nos encanta.

Ahora, y para que tu camino al éxito sea más fácil, estoy armando un grupo de profesionales con los que te regalaremos periódicamente consejos, conceptos y experiencias para que puedas desarrollar al EMPRESARIO que llevas dentro.

Potenciaremos TU crecimiento personal y empresarial, solo dependerá de vos aplicar los conceptos y abrazar el éxito.

Recordá que podés acrecentar más todos tus conocimientos y habilidades a través de las mentorías personalizadas.
Si estás listo, comencemos, haz que suceda.
 

TEMÁTICAS 

(iré sumando más y desarrollándolas con el tiempo, si hoy no encontraste lo que buscás, volvé en unos días o pedímela y la trataremos)
 
¿Qué hacer? ¿Dónde trabajar? ¿Cuál es el objetivo?
seguir leyendo

Para poder decidir qué herramientas y máquinas comprar cuando comenzás con tu emprendimiento, tenés que saber qué tipo de cliente buscarás o ya conseguiste.
seguir leyendo
 
¿Qué elemenos debés tener en cuenta para calcular el valor de tu trabajo? Solamente debés identificar cuatro números para responder a la pregunta.
 
No te puedo decir que conserves uno de esos “clientes difíciles”, sin darte una explicación.

Un empleado es todo un desafío, conoce cuáles son los motivos para decidirte a incorporar uno a tu empresa.

  • DEBO DE TENER UN VIVERO 
 

LAS 3 PREGUNTAS QUE DEBERÍAS RESPONDER ANTES DE COMENZAR TU EMPRENDIMIENTO

¿Qué hacer? 
Si bien parece ser la pregunta más simple, es de real importancia, porque determinará el tipo de máquinas y herramientas que deberás comprar. En consecuencia el nivel de inversión de dinero.

Cuando se responde a esta pregunta deberás decidir si harás mantenimiento de jardines domiciliarios, de jardines privados o de empresas; si se brindará el servicio adicional de limpieza de piletas, etcétera.

En el primer caso (mantenimiento domiciliario) bastará con que compres máquinas eléctricas (bordeadora y cortadora de césped) aunque te aconsejo que inviertas en máquinas a explosión aunque sean de las más chicas en cuanto a potencia. Te evitarán correr los riesgos que implican los alargadores para la corriente. 
Necesitarás además barrehojas, pala, rastrillo y herramientas de corte como tijera de podar y para recortes de cercos.

Si, en cambio, deseas trabajar con jardines más grandes, deberás pensar en máquinas con más potencia y con motor a explosión. Te recomiendo comprar de las marcas líderes por la duración y el servicio de postventa.

Finalmente, cuando se está trabajando en jardines con ciertas dimensiones, es muy común que tengan pileta de natación y te pregunten por si haces también el mantenimiento. Si te gusta, adelante! deberás coordinar con el cliente sobre la compra de los productos que necesitás al igual que una bomba, barrefondo, sacahojas y algunas cosas más.

¿Dónde trabajar? 
¿Por qué te preguntarás eso? bien, no es lo mismo que te traslades en un barrio donde puedes transportar tus máquinas en una motocarga, a si a lo que apuntas es el trabajo en superficies más grandes y distantes entre sí ya que emplearás más herramientas y posiblemente necesites de alguien para que te ayude en las tareas.
Si pensás atender empresas deberás adaptarte a sus necesidades específicas, como pueden ser el horario de los ruidos, qué harás con los restos verdes que se produzcan, etc.

¿Cuál es el objetivo?
Otra cosa que tenés que resolver, es si te planteas esta actividad como algo transitorio en tu vida o queres dedicarte plenamente a ella.

¿Cómo influye esta decisión? pues bien, si es pasajera no necesitarás de máquinas costosas ni de inscripciones en la AFIP y demás. En cambio, si has encontrado tu lugar en el mundo con la jardinería, debes pensar en realizar las inscripciones que correspondan ya sea en Monotributo, como Responsable inscripto o si pensás trabajar con alguien y deseas constituir una sociedad. ¿Qué implica esto?, además de emitir factura y permitirte tener clientes más grandes, harás los aportes monetarios necesarios para tener una obra social para vos y tu familia, junto con los aportes para tu jubilación.
En este punto deberás asesorarte con un Contador que te dirá qué te conviene hacer.

volver al temario
NUNCA DEJES DE CONTRATAR UN SEGURO DE VIDA PARA VOS Y TUS EMPLEADOS

¿QUÉ MÁQUINAS Y HERRAMIENTAS DEBÉS COMPRAR PARA INVERTIR MEJOR TU DINERO?

 
Como sé que estás pensando en grande y deseas vivir de esta profesión vamos a definir un punto de partida, con ello las herramientas y máquinas que necesitas.
 
CLIENTE: Es un pequeño consorcio o barrio privado que no tiene más de 5000 m2 de césped, arbustos bajos formando cercos verdes, algunos árboles, rosales y canteros con flores de estación. 
 
HERRAMIENTAS: tijera de poda, tijera para cortar setos, tijera de poda de altura (con mango extensible), serrucho de poda, palita para colocación de plantines, escardillo, rastrillo, zapa (azadón), pala para hacer hoyos, pala de carga, carretilla, escoba, barrehojas, una escalera, también puede que te haga falta un pico y una barreta dependiendo del tipo de suelo que tengas. Si debes de colocar venenos y fertilizante (bajo la supervisión de un Ingeniero agrónomo), necesitarás: un vaso medidor, una balanza, la mochila para aplicar agroquímicos, guantes de goma y anteojos de protección, ropa impermeable (como la usada en días de lluvia) y máscara de protección con filtros de carbón. 
 
MÁQUINAS: aquí es donde deberás invertir más dinero. Te recomiendo que compres máquinas a explosión, vienen con motores de 2 tiempos (tendrás que preparar una mezcla de combustible y aceite especial) y de 4 tiempos (solo usan nafta del tipo “super”). 
 
Para el corte de césped necesitas una máquina que de ser posible tenga un motor de 6,5 HP porque te permitirá trabajar más cómodo en cuanto a la fuerza y tendrá una vida útil mayor. Yo las prefiero de triple acción (cortan y recolectan, cortan y arrojan por un costado -útil cuando el césped está crecido- , o cortan y muelen dejando el pasto para que sirva de abono). Además deberás usar cada vez que trabajes, un elemento de protección auditiva (tapones o protectores de copa).
Para recortar los bordes y dejar bien prolijo puedes usar una “bordeadora”, pero si observas que es probable que tengas que eliminar yuyos de lotes baldíos lo ideal es adquirir una desmalezadora (tiene más potencia y además se les puede colocar una cuchilla para el corte de malezas más gruesas). 
 
NO TE OLVIDES DE COMPRAR UN PAR DE ANTEOJOS, PROTECTOR FACIAL, DELANTAL Y POLAINAS PARA PROTEGER TU CUERPO, Y DE USAR LOS PROTECTORES AUDITIVOS. 
 
Si tienes presupuesto, un “soplador” te ahorrará tiempo de barrido, y un “cortacercos de altura” te permitirá recortar copas de árboles, podar arbustos y formar cercos con más velocidad. 
 
Si estás pensando en brindar el servicio a lugares como asilos de ancianos, hospitales y otros lugares en donde te debes de cuidarte de hacer “ruido”, las principales marcas del mercado ya tienen opciones que funcionan con baterías, son más caras, pero te permitirán diferenciarte del resto. 
 
Para terminar, tené presente que existen en el mercado numerosas máquinas que con el tiempo podrás comprar, al igual que existen más herramientas de mano que te simplificarán tareas. Pero no te apurés, con el tiempo las podrás adquirir, y si tu emprendimiento crece como espero, vas a tener que pensar en conseguir ayuda (empleados).
 
volver al temario

ESE CLIENTE DIFÍCIL QUE ME PONE A PRUEBA TODOS LOS DÍAS

 
No te puedo decir que conserves uno de esos “clientes difíciles”, al menos por algún tiempo, sin darte alguna explicación y contarte cómo he actuado en esos casos. 

Una cuestión de precios: Podés encontrarte con personas que no te cuestionan cómo atendés el jardín o las acciones que llevas a cabo, para “ellos” es una cuestión de precios. Acá no hay mucho para decir, si lo que estás cobrando te resulta útil o no sólo lo sabes vos, si te dice “es que a otros les cobran menos”, responde (con respeto total) “y a mí otros clientes me pagan más” 😉. 

Evalúa cada caso, muchas veces cuando el cliente cuestiona precios, también cuestiona servicio y terminas sintiéndote que haces “todo por dos pesos” y además nunca es suficiente. 
Sé que es difícil decir “hasta acá llegué” porque tienes responsabilidades sobre tu espalda, pero también debes tener presente que “ese tiempo material” que dedicas al cliente “A” no te da la posibilidad de que llegue el cliente “B” que puede ser mejor para ti. 

Una cuestión de “buscar”: Este es el tipo de cliente que me pone a prueba, es mi “talón de Aquiles”. Pero con el tiempo, la lectura y mucha pero mucha paciencia, he logrado sobrellevar. 

Es el cliente que tal vez no cuestione tus honorarios, pero cuando recorre el jardín está como un sabueso buscando qué objetar, buscando la famosa quinta pata del gato o el pelo en la sopa. ¿Te suena familiar? . 

Lamentable, o afortunadamente, siempre nos encontramos con ellos. 

¿Por qué te digo “afortunadamente”? Acá va mi secreto: nunca una persona difícil de tratar es un problema, lo asumo como un desafío personal. Procuro estar un paso delante de su “objeción” aunque siempre encuentren algo. 

Un cliente así te puede poner a prueba, pero si lo analizas y escuchas te será de gran utilidad y, como en mi caso, me han “obligado” a formar integramente. 

Cuando intentas que tu servicio sea impecable tendrás que ponerte a estudiar no sólo sobre plantas, plagas y enfermedades. Aprende cómo tratar a las personas (clientes y empleados), cómo vender y venderte, cómo resolver conflictos. 

Concibe a un cliente“conflictivo” como alguien inseguro de sí mismo, alguien que necesita marcar el “error” ajeno para sentirse mejor. 

Te pido por favor que NO interpretes mis palabras pensando en que si es de aquellos que maltratan con sus modos te quedes sin reaccionar, todo lo contrario, reacciona. 

Reacciona, pero inteligentemente. Hay muchas estrategias a emplear desde mirarlo atentamente demostrando que lo escuchas para luego responder amablemente, hasta reconocer que “su idea sobre el jardín es muy acertada o inteligente”. 

Siempre mantente sereno y en actitud respetuosa, pero exige lo mismo para ti. 

Un error “tremendo” es justificar lo que has hecho o dejado de hacer, generalmente reaccionan muy mal a ello y piensan que si no están encima de ti el jardín se viene abajo. 

Te invito a que leas libros sobre relaciones personales, ventas, emprendimiento y crecimiento personal. Te ayudará en una variedad de situaciones. 

Si no tienes tiempo para leer, te cuento otro de mis secretos: descarga “audiolibros”, escucha “podcast”, baja el audio de los videos que te interesen y aprende de especialistas, toda esa información la puedes incorporar mientras estás trabajando y no debe dedicarle tiempo de tu descanso. 

Busca a un MENTOR que es alguien que ya recorrió el camino en el que estás, y te asesore o guíe. Además de sentirte acompañado y entendido, te dará herramientas que harán más fácil el día a día. También puedes contratar mis servicios 😉 

Cuando te capacitas y destacas entre los de nuestro sector, también podrás aumentar tus tarifas porque no serás un simple “cortador de césped”. 

Por último, el otro día escuché que en América Latina se gasta más dinero en papel higiénico que en libros, ¿tendrá eso relación con la situación por la que atraviesan nuestros países?. 
 

ME FALTAN MANOS Y TIEMPO PARA TRABAJAR: ¿QUÉ TENER EN CUENTA ANTES DE CONTRATAR UN EMPLEADO? 

 
En muchos casos dentro de los emprendimientos del rubro de jardinería, se comienza de manera unipersonal (nosotros solos) o con alguien que nos ayude que puede ser un familiar, amigo o socio. Éste es mi caso, mi socio es mi amigo y cuñado. 

Lo importante es trabajar con alguien de mucha confianza, que sepas que ambos tiran para el mismo lado y no tengas que estar pensando en cuestiones que te intranquilicen y quiten el sueño. 

SUMAR VISIONES QUE SE COMPLEMENTAN AYUDAN AL CRECIMIENTO PERSONAL Y EMPRESARIAL
 
Si te estás preguntando cuándo sumar más gente a al proyecto, debés (o deben) analizar una serie de cuestiones que básicamente se unen a tus aspiraciones como emprendedor. 

Te invito a responder mentalmente o por escrito en un papel (mejor) las siguientes preguntas, son sólo algunas de las que te haría personalmente si te estuviera brindando mi servicio de orientación, pero son las que te guiarán en el proceso. 

  1. ¿Cuántas personas conforman tu equipo de trabajo? 
  2. ¿Cuántos clientes tenés en la actualidad y cuánto tiempo te lleva atenderlos? 
  3. ¿Tenés tiempo para atender más clientes? 
  4. Si tu emprendimiento NO es unipersonal, ¿qué tareas realiza cada uno incluyéndote a vos? 
  5. ¿Están especializados en algún rubro dentro de la jardinería? (ejemplo: mantenimiento de jardines, podas, ejecución de jardines, etc.) 
  6. ¿Cuáles son tus aspiraciones? ¿hasta dónde querés hacer crecer tu empresa? 

Si sigo te haría diez preguntas más o quién sabe cuántas. 

Fijate que para todos, el día tiene 24 horas, y que de ellas trabajaremos entre 8 y 10 horas con luz solar. Entonces este hecho es una de nuestras limitaciones cuando queremos tener más clientes; la otra es la cantidad de “manos” para hacer las tareas con las que contás. 

Cuando tenés un socio/a deben definir una meta y una serie de objetivos que deberán cumplir para poder acercarse a esa meta que han fijado. 

Esa “meta” puede ser la cantidad de clientes, el tipo de clientes (particulares o empresas), u otro como ser “proveedor del estado”.

Siempre debés de poner en primer lugar la “calidad del servicio” porque eso hará que además de tener trabajo, tus clientes te recomienden y podrás escalar tu empresa (hacerla más grande). 

Ahora bien, ya sabes o saben lo que quieren lograr; es hora de poner primera y arrancar en la dirección fijada. 

 Piensa por un momento en qué cosas inviertes tu tiempo de trabajo, qué tareas realizas. Si tu respuesta te define como un “autoempleado” (cortas el césped, podás, etc.) tendrás que empezar a “delegar” y dedicarle una parte de tu tiempo a la atención al cliente o a buscar nuevos y acrecentar tu cartera. 

En este aspecto yo cometí muchos errores, casi obsesionado por el detalle y el cuidado de las máquinas que cuestan un dinero importante, era el “hombre orquesta”, y al ayudante que tenía lo ponía a hacer cosas menores, en cambio mi socio esta parte la tenía más trabajada y no cometía ese error. 

Luego pasé por una etapa en donde mi trabajo era más físico que cerebral, trabajando a la par (y muchas veces más duro) que mis empleados creyendo en vano que mi ejemplo los alentaría y se “pondrían la camiseta de la empresa”. No digo que sea malo ni mucho menos, porque aprendí mucho del oficio y a valorar el esfuerzo. Solo lamento haber pasado mucho tiempo es esa fase que limitó el alcance de la empresa. 

Ahora estamos en una nueva etapa en la que junto a mi socio delegamos muchas de las tareas y dedicamos más tiempo al control y gestión de recursos, atención de los clientes, búsqueda de oportunidades, a solucionar “las macanas” que uno que otro de los empleados se mandan. 

Continuando con el tema, sumar gente a la empresa implica una serie de desafíos que vas a tener que enfrentar con el pasar de los días. 

No te quiero desanimar, quiero que estés atento y sepas que no es todo color de rosa. 

Tenés que saber que a medida que creces tendrás más empleados, podrás tener más clientes y que atenderlos correctamente es “una obligación”. 

Te enfrentarás a situaciones en las que te faltarán al trabajo y deberás organizar todo lo previsto para ese día y los sucesivos. 

Deberás considerar los periodos de vacaciones, enfermedad, etcétera y coordinar las actividades con hasta un mes de anticipación para no sobrecargarte tomando más trabajo del que serán capaces de realizar. 

Un NO a un trabajo es preferible a un SI cuando corres el riesgo de que ese compromiso no te permita cumplir en tiempo y forma con los que ya tenías. 

Que tu empresa crezca sin duda conlleva muchos “desafíos”, la situación relacionada con personas que dependen de ti es una, mas no la única. Pero si sos emprendedor los recibirás con los brazos abiertos porque generan una descarga de adrenalina que te mantiene vivo. 

Todo lo que he compartido con vos acá tiene que ver con mi experiencia, la tuya puede ser distinta y mucho mejor. 

Te aconsejo que leas “El libro negro del emprendedor: no digas que nunca te lo advirtieron” de Fernando Trias de Bes. Te dará un tremendo pantallazo al emprendimiento en general y las situaciones a resolver. Sabrás si tenés madera para esto. 

Y finalmente un último consejo, lee todo libro sobre emprendimiento que se te cruce por el camino, y si te falta el tiempo, haz como yo: buscá audiolibros, los descargas y escuchas mientras trabajas. Si no te gusta, porque en ocasiones los lee un programa y son monótonos, podés recurrir a los “podcast” que son como programas de radio temáticos que están en internet. 

Espero haberte sido de utilidad, muchas gracias por llegar hasta allí.  
 
Creado pensando en vos.
Tel: (+54) 261-6650566
Copyright ©2018 Claudio Doratto®, All Rights Reserved.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo