Remedios Caseros

Remedios caseros

Las recetas que aquí encontrarás las podrás preparar con elementos de fácil adquisición o que encuentres en tu casa, lo que sí te advierto es que no tienen la eficacia de los productos comerciales siendo muchos de ellos más bien de índole preventivo y no todos se enmarcan dentro de la etiqueta de "ecológicos".
Al igual que en el blog, iré armándote una colección de ellos a lo largo del tiempo.

Productos:

Sauce: preparación de enraizante natural


Ortiga

 
 
¿Cómo prepararlo? 
 
Podemos hacer el preparado a base de sauce de tres formas: 
  1. Preparar un té colocando unas ramitas con corteza en agua y llevando a hervor por unos minutos, dejar enfriar a temperatura ambiente y reservar en la heladera. 
  2. Colocar unas ramitas limpias y con corteza cortadas en trozos de 2 centímetros en agua durante 3 o 4 semanas, luego de ese período reservar el agua en la heladera y realizar un té con las ramitas recuperadas. Finalmente, y una vez que se ha enfriado la infusión, mezclarla con el agua de sauce y reservar en la heladera. 
  3. Colocar las ramitas troceadas en agua por el término de 3 o 4 días en un recipiente tapado y al abrigo de la luz, luego de ese periodo llevar a hervor, dejar enfriar y filtrar. Reservar en heladera o en ambiente fresco y oscuro. 

¿Qué parte del sauce emplear? 
Emplearemos los 10 o 15 centímetros finales de los brotes nuevos, y sin hojas. 
 
¿Cuánto emplear? 
Necesitaremos unos 200 gramos de ramitas por litro de agua de lluvia o agua potable que hemos dejado en reposo por al menos 48 horas para que no queden rastros ce cloro. 
 
¿Cómo usar el enraizante? 
Podemos hacerlo de dos formas, la primera consiste en colocar el enraizante en un recipiente y colocar en él los esquejes por al menos 8 horas y luego plantarlos y cuidarlos como normalmente lo hacemos. La segunda es emplear la infusión para regar las macetas con nuestras estacas (con dos riegos es suficiente) 
 
¿Cómo conservar el enraizante? 
 Si lo colocamos en un recipiente con tapa y en un ambiente fresco y oscuro lo podremos almacenar por un periodo de dos semanas, en cambio si lo guardamos en la heladera podremos tenerlo por más tiempo, dos meses. Recuerda etiquetar el envase colocando su contenido y la fecha de elaboración.

El artículo sobre "Un cliente difícil" ¿te sirvió?

INSECTICIDA A BASE DE AJO

cabeza de ajo
 
Existen distintos productos que tienen como base el ajo. Se pueden hacer decocciones, combinar con alcohol, con hierbas aromáticas y otros productos, etc.
Hoy será el caso de combinar con aceite y detergente. Se emplea como insecticida y además actúa como repelente de los insectos dañinos de nuestras plantas.
 
Ingredientes:
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de detergente
  • 2 cucharadas de aceite de cocina
  • 4 litros de agua
Preparación:
Pela los dientes de ajo y ponlos en la licuadora junto con el aceite y medio litro de agua. Procesa hasta obtener una mezcla homogénea.
Trasvasa a un recipiente con el resto del agua y la cucharada de detergente (hará que el producto de adhiera a la hoja de las planta). Agita bien y deja reposar unas 24 horas preferentemente al abrigo de la luz y el calor.
Utiliza el líquido para aplicar con pulverizador sobre las hojas (de ambos lados) y tallos. Puedes repetir el tratamiento luego de unos días.
 
 

Ortiga: un aliada en nuestra huerta y jardín


Ortiga

 
 
La ortiga (Urtica urens o la variedad Urtica dioca) son plantas medicinales con una amplia variedad de aplicaciones tanto para la salud del hombre como para nuestras plantas. 
 
Usos medicinales: Como en otras ocasiones solamente nombraré algunas de las propiedades medicinales para que puedas ampliar tus búsquedas porque no es mi objetivo aquí. La ortiga mayor (Urtica dioca) es la que tiene más ensayos dedicados a ella y se describen propiedades nutricionales (aportando minerales y vitaminas), purificadoras (ayuda a que nuestro cuerpo expulse residuos que se alojan en sangre y el organismo), antirreumáticas, analgésicas (para dolores musculares, estomacales, etc.), calmantes (ansiedad y estrés), etcétera. 
 
 
Usos en jardinería: Una vez que descubras la diversidad de aplicaciones de la ortiga en el jardín o la huerta orgánica no la verás más como esa “maleza” indeseable… El empleo de esta planta es básicamente a través de un preparado llamado “purín” que tiene diversas aplicaciones de acuerdo al estado de madurez del mismo. Vamos a poder fortalecer las plantas, como también para combatir hongos y plagas como los pulgones, también como activador del compost, por ejemplo. Empecemos… 
 
Preparación del purín de ortigas: Los ingredientes que necesitamos son ortiga y agua. La proporción es de 100 gramos de hojas y tallos verdes por cada litro de agua. Debemos emplear preferiblemente agua de lluvia, o sin cloro, si usamos agua potabilizada la dejamos en reposo por los menos 48 horas para que el cloro se evapore. Colocamos todo en un recipiente plástico o de vidrio al abrigo del sol y del calor. Revolvemos cinco minutos cada día para que las bacterias presentes comiencen a actuar y reproducirse. A lo largo del proceso, y hasta obtener el purín maduro tendremos tres etapas bien diferenciadas y los productos resultantes en cada una de ellas tendrán diferentes aplicaciones. 
 
1. Primer etapa: llamada también de “maceración”, es para uso inmediato y el tiempo para obtenerla varía entre las 12 horas de haber hecho la mezcla y los tres días. Se puede emplear para alejar algunas plagas y para el ataque de hongos (oidio y mildiú). Para usarla se coloca una parte del preparado filtrado por quince de agua sin cloro. 
 
2. Segunda etapa: es la del proceso de fermentación y puede llevarse a cabo entre los diez y quince días posteriores al inicio del proceso. Se puede emplear como abono líquido para regar o como fertilizante foliar en una dilución de uno a diez (una del preparado filtrado y diez de agua). También, pero diluyendo una parte en quince de agua se emplea como insecticida. Todos los sólidos obtenidos del filtrado se pueden incorporar en la compostera debido a que es un excelente activador por la presencia de bacterias. 
 
3. Tercer etapa: es el purín maduro, estará entre los quince y 20 días. No se puede almacenar por más de 3 meses para su uso. Se emplea para dar vida al suelo inoculando bacterias fijadoras del nitrógeno atmosférico. Se riega diluyendo una parte del producto filtrado por diez de agua. 
 
Es importante mencionar que el purín es rico en minerales y micro-elementos como el hierro, el calcio, fósforo, silicio, nitrógeno. Además aportamos vida al suelo con el agregado de bacterias. 
 
Creado pensando en vos.
Tel: (+54) 261-6650566
Copyright ©2018 Claudio Doratto®, All Rights Reserved.
¡Este sitio web puede usar Cookies!
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.

OK, lo entiendo o Más información
Información de Cookies
Esta página web puede utilizar cookies para funcionar mejor. En cualquier momento usted puede desactivar o cambiarla en la configuración de su navegador. Utilizando nuestro sitio web, significa que usted está de acuerdo con el uso de las cookies.
OK, lo entiendo